16 junio 2015
Categoría: LABORAL
16 junio 2015,
 0

Logo Laboral Noticias

 

El absentismo laboral es una práctica que cada año supone unos costes directos de 4.768 millones de euros a la Seguridad Social por prestaciones económicas y de 4.503 millones de euros a las empresas por el abono de la prestación económica en los primeros días de baja. Estos datos se desprenden del informe Adecco sobre absentismo que se ha presentado este martes en Madrid. Por primera vez en seis años, en 2014 repuntó la tasa de absentismo en España. Ahora se sitúa en el 4,4% frente al 4,1% que registraba en 2013.

La tasa de absentismo se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos ni horas perdidas debido a ERTEs) respecto a la jornada pactada efectiva. El “efecto crisis” en las ausencias del puesto de trabajo ha agotado su potencial Las cifras que maneja Adecco indican que la tendencia decreciente en los niveles de incapacidad médica y de los ratios de absentismo con carácter general ha llegado a su fin. Es decir, apuntan a que el “efecto crisis” en las ausencias del puesto de trabajo ha agotado su potencial. La  tasa de absentismo ha crecido desde el 3,7% en 2000 hasta el 4,9% en 2007, con una ligera moderación hasta el 4,7% en 2010 y 2011. Posteriormente hubo una bajada al 4,3% y 4,1% en 2012 y 2013, respectivamente. Finalmente, se subió al 4,4% en 2014, niveles todavía por encima de los que se registraron en los años 2000 y 2001. El año 2014, por tanto, ha marcado el final de una tendencia de reducción del absentismo que había durado 6 años, desde 2008 hasta 2013. Un  mercado poco flexible El tamaño de la empresa (según número de empleados) y el sector de actividad no alteran estos resultados en sus conclusiones principales, lo que según Adecco refleja que la economía española tiene un déficit estructural en flexibilidad laboral que incide directamente en el comportamiento de los trabajadores.

Teniendo en cuenta los sectores que componen nuestra economía, la tasa de absentismo en 2014 es del 4,5% en Servicios (máximo de 5,1% en 2007), el 4,3% en Industria (máximo de 5,5% en 2007) y el 3,1% en Construcción (máximo de 3,7% en 2008). Solo el 2% de las empresas dispone de paquetes de horas y sistemas de flexibilidad que facilitan la conciliación El 91% de las empresas controlan las ausencias por licencias y permisos exigiendo la presentación de justificantes médicos o de otro tipo, y tan solo el 2% de ellas dispone de paquetes de horas anuales o sistemas de flexibilidad horaria que facilitan la conciliación de la vida laboral y personal. Este resultado muestra, de nuevo según conclusiones de Adecco, la necesidad de racionalizar los horarios laborales y mejorar los sistemas y prácticas de flexibilidad horaria y de calendario laboral que faciliten la conciliación de vida laboral y personal. El 92% de las empresas aplica métodos de control de los horarios de entrada y salida, y solamente el 30% de las empresas ofrece flexibilidad horaria a más del 25% de la plantilla. Esta falta de flexibilidad es más acusada en las PYMES que en las Grandes Empresas. El presentismo desciende El presentismo es un fenómeno entendido como estar presente en el puesto de trabajo dedicando ese tiempo a asuntos no relacionados con el objeto del trabajo. El presentismo registra un descenso del 4% en 2014El pasado mes de mayo de 2015,  Adecco realizó una encuesta a más de 1.000 empresas y el 46% de ellas indicó que detectan en sus empleados alguna práctica de presentismo (frente al 50% en 2014), mientras que en el 26% de las empresas no se aprecian dichas prácticas de presentismo y en el 28% no se puede saber al no existir control alguno. En ese 46% de empresas que sí detectan presentismo entre sus empleados, éste es realizado mayoritariamente tan solo por pocos o algunos empleados. El 50% de las empresas dice tener menos del 10% de su plantilla con prácticas de presentismo, y tan solo menos del 15% de las empresas dice tener más del 75% de su plantilla con prácticas de presentismo.

Fuente: 20minutos.

 

Deja un comentario